13 razones para hablar del suicidio : debate sobre la serie “Por 13 razones”

“Hola, soy Hannah. Hannah Baker. Así es. No toques lo que sea que estés usando para escucharme. Soy yo, en vivo y en estéreo. No daré más pases ni haré bises y, está vez, no aceptaré peticiones. Coge algo para picar y ponte cómodo porque estoy a punto de contarte la historia de mi vida. La razón por lo que mi vida se terminó. Y si estás escuchando esta cinta… eres uno de los motivos…” (Hannah Baker en Por 13 razones).

 

 Si has visto o leído “Por 13 razones”, ya sabes cómo va esta historia…la historia de un suicidio.

Si aún no la has visto, entonces, te recomiendo que te pongas a ello porque vamos a hablar y debatir sobre el suicidio de Hannah Baker.

 

El debate comienza aquí y ahora…pero seguirá en la LIBRERÍA MAYO en próximo día 22 de septiembre, a las 17 h.

Así que no tardes en apuntarte (lo puedes hacer en la propia libreria: tfno. 91.116.28.06 o en el email alejandrogmayo@gmail.com)

Porque analizar “Por 13 razones” no deja indiferente a nadie.

¿Estás lista/o?

 

Pues empezamos…aquí van nuestras 13 razones para analizar el suicidio de Hannah Baker y la serie “Por 13 razones”.

 

13 razones para acudir al debate sobre “Por 13 razones” en la LIBRERÍA MAYO

 

  1. ¿La serie “Por 13 razones” idealiza el suicidio y lo envuelve en un aire romántico?

Hannah Baker te habla después de muerta. A través de sus cintas de cassette. Y te cuenta sus pensamientos, sus sentimientos y sus vivencias. ¡Todo con un halo retro e íntimo!…pero ¿Hannah Baker no está muerta?

Pues sí. Lo está.

 

Y a nadie desvelamos nada si decimos que está muerta desde el inicio de la serie. Así que nuestra primera consideración debe ser si no estaremos transmitiendo una falsa sensación de que la muerte no es el final de la vida.

Que la comunicación sigue existiendo. Que la persona que se ha suicidado no se ha muerto del todo…sino que sigue en el mundo, en la vida, comunicando y sabiendo lo que sucede con sus conocidos.

 

Por lo tanto, y esta ha sido una de las grandes críticas a la serie “Por 13 razones”: ¿induce a ver el suicidio como una salida a los problemas? ¿reversible de alguna forma? ¿romántica y misteriosa?

 

¿Por 13 razones realiza, sin quererlo, apología del suicidio?

Esta es la primera razón para acudir al debate sobre “Por 13 razones” en la LIBRERÍA MAYO.

(22 de septiembre, de 17 a 19 horas, en Paseo de la Esperanza 19, metro Acacias. www.libreriamayo.com)

 

  1. ¿Se puede realizar una autopsia psicológica de Hannah Baker?

Cada una de las cintas que Hannah grabó señala a un “responsable” de su muerte. Que hizo cada uno, es uno de los motivos que te enganchan a saber que pudo conducir a Hannah a su trágica decisión final.

 

Pero la serie se titula “Por 13 razones” no “Los 13 culpables”. Porque la decisión última, final…terriblemente final, fue de la propia Hannah. Y esto se nos omite en la serie ¿Por qué no hay una cinta sobre la mismísima Hannah?

 

Así que el debate está abierto puesto que hay quien piensa que, salvo la violación de Bryce (cuando ella ya había decidido suicidarse), las razones de Hannah no eran tales. Sobre todos han rumoreado y hemos rumoreado, se han reído y nos hemos reído, nos han rechazado y frustrado, y hemos rechazado y frustrado a otros… Ni siquiera en la propia serie, Hannah es la única que sufre estos problemas.

 

Entonces ¿Qué la llevó a decidir que su opción era el suicidio? ¿Sufría Hannah una depresión?¿Un Trastorno de Estrés Postraumático?¿Sus rasgos de personalidad eran disfuncionales?

Esta es la segunda razón para acudir al debate sobre “Por 13 razones” en la LIBRERÍA MAYO.

(22 de septiembre, de 17 a 19 horas, en Paseo de la Esperanza 19, metro Acacias. www.libreriamayo.com)

 

  1. ¿Sabes que tenemos que hablar del Bullying – Acoso Escolar?

Porque el acoso escolar es uno de los principales temas de la serie “Por 13 razones”. Lo sufre Hannah Baker. Lo sufren algunos de sus compañeros (Tyler, Courtney…). Y está presente en el ambiente del Instituto Liberty, en sus redes sociales y móviles, etc…

 

Y si antes señalábamos una de las principales críticas que se han realizado a “Por 13 razones”, ahora vamos a alabar uno de sus principales aciertos. Porque tenemos la tendencia a pensar que el bullying es algo que les pasa a los chicos débiles, o tímidos, o menos atractivos…

 

Pero esto no es cierto. Y la serie lo pone al descubierto: cualquiera puede recibir bullying. No hay un perfil de víctima del acoso escolar.

Hannah Baker fue humillada por un rumor que nadie pudo o supo parar. Algo que empezó siendo pequeño e insignificante, y que se extendió como un cáncer por todo el instituto.

 

Pero quizá sea igualmente terrible descubrir que tampoco hay un perfil de acosador. Y que muchos de los protagonistas de la serie, terminan dañando a Hannah Baker por acción u omisión. Maldad, cobardía, indiferencia, e interés, se mezclan en algunas de las más ruines conductas humanas.

 

¿Hubiese existido alguna manera de detener la dinámica del acoso escolar en el Instituto Liberty?

Y esta es nuestra tercera razón para que acudas al debate sobre “Por 13 razones” que celebraremos en la LIBRERÍA MAYO.

(22 de septiembre, de 17 a 19 horas, en Paseo de la Esperanza 19, metro Acacias. www.libreriamayo.com)

 

  1. Pero claro, si hablamos de acoso ¿está haciendo Hannah Baker acoso a sus compañeros de clase con sus cintas y con su propio suicidio?

Otra teoría digna de un buen debate. Porque Hannah Baker tiene cara de buena chica, es guapa, parece sensible y nos dice que ha sido dañada. ¿Quién dudaría de sus intenciones?

 

Pero hemos leído en la web:

Clay Jensen pasó de ser un buen chico a una persona vengativa a punto de suicidarse por sentirse culpable de la muerte de Hannah”.

Alex Standall presuntamente se dispara en la cabeza por no poder soportar la culpa”.

“Hannah sabía con su grabación al orientador Porter que éste y otros miembros del profesorado podían perder su puesto de trabajo”.

“Y era consciente de que si Justin le contaba a Jess lo de la violación, ambos se iban a sentir miserables”.

 

Todo ello sin haber hablado de como las cintas de Hannah Baker desvelan a todo el instituto los secretos de todos sus compañeros: Courtney, Tyler, …

 

¿Buscaba Hannah Baker dañar premeditadamente a sus compañeros? ¿Su suicidio era una forma de venganza para impactar en las vidas y conciencias de los demás? ¿Esta solución puede ser una forma de acoso o chantaje?

Nuestra cuarta razón para que acudas al debate sobre la serie Por 13 razones en la LIBRERÍA MAYO.

(22 de septiembre, de 17 a 19 horas, en Paseo de la Esperanza 19, metro Acacias. www.libreriamayo.com)

 

  1. ¿Hablamos de los métodos? ¿De cómo se realiza el acoso escolar?

De nuevo acertadamente, en “Por 13 razones” podemos observar una variedad de estrategias para hacer bullying a un compañero de instituto y que sufra una humillación social.

 

¿Recuerdas a Bryce y Justin compartiendo a todo el Instituto Liberty una foto de Hannah sin su consentimiento?

¿Y qué opinas de la cinta sobre Zach? ¿Cómo puede llegar a sentirse alguien cuando le hacen “el vacío” y le aíslan socialmente?

Y de todos los pequeños momentos donde se comparten rumores, comentarios por el móvil, se hacen fotos, se insulta, se agrade, se ridiculiza, etc.

 

Las pintadas en los baños eran un símbolo de como el bullying se había asentado en la cultura de ese centro escolar y simplemente se pintó encima, y no se hizo más.

Tu quinta razón por la que debes acudir al debate sobre “Por 13 razones” en la LIBRERÍA MAYO es esta.

(22 de septiembre, de 17 a 19 horas, en Paseo de la Esperanza 19, metro Acacias. www.libreriamayo.com)

 

  1. ¿Por 13 razones nos expone otro de los grandes problemas de nuestras sociedades: la cosificación de las mujeres?

Sí. Estamos hablando de una escala muy amplia de conductas que se expone muy acertadamente en la serie. Desde algunas aparentemente leves: la famosa lista de “lo mejor y lo peor”…hasta otras indudablemente graves: violación, acoso sexual. Y entre ambas, multitud de comentarios, gestos, y actitudes de humillación machista.

 

Etiquetar a Hannah Baker como “el mejor culo” conduce en su cosificación como “trozo de carne” para ser consumida sexualmente por los varones del instituto. Fue el principio del fin.

 

¿Por qué sigue sucediendo? Una generación tras otra. La mujer se convierte en objeto sexual a disposición del hombre. Y así, los “machos alfa” del Instituto Liberty creen que pueden aumentar su prestigio social mediante la utilización de Hannah.

 

¿Cuántos talleres de igualdad piensas que hubiesen hecho falta en el Liberty de “Por 13 razones” para cambiar el ambiente machista?¿Piensas que los espectadores (principalmente adolescentes de la serie) visualizan correctamente estas conductas?

Una más que necesaria sexta razón para que vengas al debate sobre “Por 13 razones” que realizaremos en la LIBRERÍA MAYO.

(22 de septiembre, de 17 a 19 horas, en Paseo de la Esperanza 19, metro Acacias. www.libreriamayo.com)

 

  1. ¿Cómo están representados los padres en la serie “Por 13 razones”?

Estamos hablando de una serie que trata sobre la vida adolescente. Inestable por naturaleza. Donde pensamos que somos bastante “maduros” para algunas cosas, pero donde la realidad nos viene a decir que “no tan maduros” para otras.

 

Y la guía, el modelado, la comunicación, con los padres es fundamental.

¿Pero dónde están en “Por 13 razones”? ¿Son los padres de cada uno de los personajes un ejemplo a seguir? ¿Cómo podemos calificar el estilo de comunicación que tienen con sus hijos?

 

Los padres de Hannah no perciben ningún riesgo en el estado de una hija que acaba de cambiar de residencia, de instituto, de amistades…¿están demasiado preocupados por sus propios problemas económicos?

 

¿Y los padres de Clay?¿O la madre de Zach?¿Dónde están los padres del psicópata Bryce?¿Se enterará la madre de Tyler que su hijo esconde un arsenal en casa?

 

El padre de Jess, la madre de Justin, el padre de Alex…ausentes, incapaces, desestructurados…escasamente comunicativos. ¿Todos son tan malos padres o es que simplemente es muy difícil comunicarse con un adolescente?

Aquí tienes una poderosa séptima razón para venir al debate sobre Por 13 razones en la LIBRERÍA MAYO.

(22 de septiembre, de 17 a 19 horas, en Paseo de la Esperanza 19, metro Acacias. www.libreriamayo.com)

 

  1. ¿Eres psicóloga? ¿Orientador escolar? ¿Te dedicas a la Salud Mental o a un campo profesional relacionado?

Pues la mala noticia es que te toca identificarte con el Señor Porter. El orientador escolar que no supo, no pudo o no quiso ayudar a Hannah Baker.

 

¿Piensas que su actuación a lo largo de las 13 cintas fue la correcta? ¿Y qué piensas de su propia cinta…la número 13?

Porque quizá son muchas las escenas en las que alguno de los compañeros, antes y después del suicidio, acuden a su despacho y comienzan un amago de conversación que, por algún motivo, se detiene. ¿Qué detiene a los adolescentes y hace que no confíen en el Señor Porter? ¿Una actitud sólo superficial de supuesta ayuda o de escucha que luego no es tal?

 

Hannah Baker elige su última cinta al Señor Porter. No es una cinta cualquiera, sino la última. Ya ha decidido suicidarse y acude a él ¿con que intención? ¿Busca su ayuda o busca desenmascarar a uno de los grandes responsables, con su indiferencia, de la tragedia?

 

Era un adulto. Era un profesional….y no hizo nada.

Era un adulto. Era un profesional. Y abiertamente Hannah le dice que la han violado, que su vida ya no significa nada, que no hay futuro…y no hizo nada.

 

Creo que queda bastante claro en la serie que “No hacer nada, a veces, es hacer mucho”. Para los profesionales de la psicología ya sabéis aquello de Paul Watzlawick “es imposible no comunicar”.

Y así llegamos a la octava razón para que acudas al debate sobre “Por 13 razones” en la LIBRERÍA MAYO.

(22 de septiembre, de 17 a 19 horas, en Paseo de la Esperanza 19, metro Acacias. www.libreriamayo.com)

 

  1. “Nadie sabe lo que sucede en la vida de nadie, salvo en la vida propia” (Por 13 razones).

Hannah Baker utiliza sus cintas para introducirse en la conciencia de sus excompañeros y señalarles sus errores. ¿Responsabilizadora, culpabilizadora, castigadora? Ellos son las razones de su dolor y el motivo de su decisión final.

 

Pero ¿qué conoce realmente Hannah Baker sobre las vidas de sus compañeros? Porque sus compañeros son tan adolescentes como ella, parecen tan perdidos como ella, tienen problemas en sus casas, y buscan su camino de formas tan confusas como la suya.

 

Hannah reclama atención, comprensión, aceptación, respeto, cariño… pero ¿ella los presta?¿sólo ella tiene contrariedades y zonas oscuras?

 

¿Hablamos de Justin o de Jess?¿Hablamos de Zach Dempsey?¿O de Alex y Tyler?

Como no ¿del propio Clay Jenssen?

Al final Hannah Baker se suicidó, pero por desgracia podría haber sido prácticamente cualquier otro de sus compañeros.

Quizá estas adolescencias en riesgo deban suponer nuestra novena razón para debatir sobre “Por 13 razones” en la LIBRERÍA MAYO.

(22 de septiembre, de 17 a 19 horas, en Paseo de la Esperanza 19, metro Acacias. www.libreriamayo.com)

 

  1. ¿Realmente nos importa tanto el estatus social?

Ser popular, ser aceptado, ser un perdedor, o ser un friki. La autoestima adolescente depende mucho del grupo social al que seas asignado. Es una triste realidad. Porque ocurre que algunos chavales llegan a hacer cualquier cosa para ser aceptados por el grupo o por quienes marcan las normas de ese grupo (los líderes identificados…por ser guapos, sociables, atléticos, adinerados…y sin duda por tener éxito con el otro sexo).

 

¿Y qué sucede cuando el líder del grupo social al que deseas pertenecer es un psicópata? ¿Y si el Bryce de turno dirige los designios del ambiente social de un instituto, de sus fiestas, sus quedadas, sus rumores?

 

Algunos compañeros pueden comportarse realmente mal para ser aceptados por el grupo o su líder. ¿Justin, por ejemplo? Reírse del más débil para ser reconocidos, humillar o maltratar a otro para lograr el favor social del líder, exhibirse en redes sociales, y anular su propia personalidad o sentimientos por su obsesión de popularidad.

 

¿Y si tu popularidad cae en picado?¿Y si un pequeño error o un rumor infundado te hace descender de estatus social y pasar de ser popular a ser un looser (un perdedor)?¿Le sucedió algo así a Hannah Baker?

Ya tienes diez razones para acudir al debate sobre “Por 13 razones” en la LIBRERÍA MAYO.

(22 de septiembre, de 17 a 19 horas, en Paseo de la Esperanza 19, metro Acacias. www.libreriamayo.com)

 

  1. La dinámica del castigo y la culpa ¿Qué hace Hannah en la fiesta de un violador?

“Si escuchas una canción que te hace llorar y no quieres llorar más, no vuelves a escuchar esa canción. Pero no puedes escaparte de ti misma. No puedes decidir no verte más. No puedes decidir apagar el ruido de tu cabeza”. (Hannah Baker)

 

Mucho se ha hablado y se hablará sobre que fue a buscar Hannah Baker a casa de Bryce. Ella ya sabía que había violado a Jess. Y se puso en riesgo. Luego él la violó. ¿Buscaba Hannah resultar dañada de algún modo?

 

Ya pensaba en suicidarse y aquel fue “el peor día de su vida” después de perder el dinero de sus padres…y no recibir apenas reprimenda por ello. Buscaba un castigo inconsciente por su “mal comportamiento”.

 

En ocasiones, los pacientes antes de consumar un suicidio se exponen a conductas de alto riesgo que ya reflejan la dinámica del castigo y de la culpa que precede a la lesión final (un último consumo de droga en forma de atracón, conducir de forma temeraria, arruinar su trabajo, su economía o su familia…).

Analizar las señales que encaminan al suicidio es la undécima razón que te puede conducir al debate sobre “Por 13 razones” en la LIBRERÍA MAYO.

(22 de septiembre, de 17 a 19 horas, en Paseo de la Esperanza 19, metro Acacias. www.libreriamayo.com)

 

  1. El día 10 de septiembre se ha designado como Día Mundial de la Prevención del Suicidio.

Porque nos dice la OMS en su web (www.who.int/suicideprevent) que cada año se suicidan casi un millón de personas, lo que supone una tasa de mortalidad “global” de 16 por 100 000, o una muerte cada 40 segundos.

 

Nos dice que, en los últimos 45 años, las tasas de suicidio han aumentado en un 60% a nivel mundial. El suicidio es una de las tres primeras causas de defunción entre las personas de 15 a 44 años en algunos países, y la segunda causa en el grupo de 10 a 24 años; y estas cifras no incluyen los tentativas de suicidio, que son hasta 20 veces más frecuentes que los casos de suicidio consumado.

 

Y que los trastornos mentales (especialmente la depresión y los trastornos por consumo de alcohol) son un importante factor de riesgo de suicidio en Europa y América del Norte; y en los países asiáticos tiene una especial importancia la conducta impulsiva.

 

Que el suicidio es un problema complejo, en el que intervienen factores psicológicos, sociales, biológicos, culturales y ambientales.

 

Y por ello, que a nivel mundial, la prevención del suicidio es una necesidad que no se ha abordado de forma adecuada debido básicamente a la falta de sensibilización sobre la importancia de ese problema y al tabú que lo rodea e impide que se hable abiertamente de ello.

 

Una serie cuyo argumento se centra en una chica que se ha suicidado y que, con sus aciertos y errores, nos permite debatir y aprender sobre el suicidio es la duodécima razón que te proponemos para que acudas al debate sobre “Por 13 razones” en la LIBRERÍA MAYO.

(22 de septiembre, de 17 a 19 horas, en Paseo de la Esperanza 19, metro Acacias. www.libreriamayo.com)

 

  1. ¿Queda bien reflejado en la serie el dolor por la ausencia de Hannah o su presencia constante a través de las cintas enmascaran la realidad del suicidio?

Llegas al final. De la serie “Por 13 razones” y de las cintas de cassette que grabó Hannah Baker. Y lo que visualizas es el triste final del suicidio. Un acto solitario y doloroso. No es la salida romántica, ni heroica que se podía imaginar. Y no tiene vuelta atrás.

 

El suicidio es un acto terrible. Al que se llega por desesperanza, vacío, rabia, dolor,… Y nos preguntamos, si esta realidad ha sido reflejada fielmente en la serie “Por 13 razones”.

 

¿Piensas que la presencia constante de la voz en off de Hannah Baker distorsiona la ausencia que supone un suicidio?¿ La intriga de la serie deja en segundo plano es dolor y el sufrimiento de los familiares y amigos de quién se ha suicidado?

 

El duelo sufrido tras un suicido es muy difícil de elaborar. Hablar de ello ayuda. Así que, para profesionales y para quien crea que tiene algo que aportar o recibir, esta es nuestra decimotercera y última razón para venir al debate sobre la serie “Por 13 razones” en la LIBRERÍA MAYO.

(22 de septiembre, de 17 a 19 horas, en Paseo de la Esperanza 19, metro Acacias. www.libreriamayo.com)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s